viernes, 27 de mayo de 2016

¿La bomba cayó del cielo?

Valiente disparate de este criminal, genocida, matador de niños afganos y pakistaníes...

La bomba cayó de un bombardero bautizado Enola Gay, arrojada por un monstruo "que obedecía órdenes" de otros monstruos aún peores que Adolfo Hitler y cuyos sucesores siguen aún en la cúpula de la dictadura nazi estadounidense. Trescientas mil personas fallecidas entre aquel momento y la radiación posterior. No contento con ello, el Enola Gay participó tres días después como observador en el ataque atómico contra Nagasaki.

Y el mundo no cambió. Los millones de asesinados en Corea, Vietnam, varios países latinoamericanos, Afganistán, Iraq, Libia y Siria así lo demuestran.

EE.UU., enemigo número uno de la Humanidad, es un país a derrotar, antes de que nos lleve a todos (él incluido), por delante.

2 comentarios:

Anónimo dijo...


Aquel monstruo que ordeno lanzar la bomba despues diria ese crimen no le habia quitado
un segundo de sueño, pero con su accion supero cualquiera de los crimenes de los nazis.

En realidad ese dia el mundo supo de que eran capaces en su afan de dominacion mundial
yel respeto a la vida dejo de tener algun significado, por eso despues fue mas facil matar
en Palestina, Corea, Vietnam hasta el nuevo siglo con la cadena de la muerte indetenible.

Anónimo dijo...

como perdeis el tiempo...
pedirle a un sicópata que tenga conciencia...es pedirle peras a un olmo...
hoy en dia das una patada a una piedra y salen 50 sicopatas de debajo...